Lo que tendría que pasar para evitar nuevos tiroteos en EE.UU.

“Never again”, “Nunca más” es el movimiento que han creado los estudiantes de la escuela secundaria de Parkland tras la masacre de 17 de sus compañeros y profesores.

¿El atacante? un joven de 19 años que había sido expulsado del colegio por problemas disciplinarios y del que había por lo menos 18 reportes a las autoridades sobre su comportamiento violento.

¿Cómo es que pudo comprar un arma semi-automática sin problemas y entrar al colegio para disparar en forma indiscriminada?

Lo pudo hacer por tres razones principalmente:

Primero: porque en Estados Unidos comprar y adquirir armas es un derecho constitucional.

Segundo: porque el sistema para seguirle el rastro a la compra de armas tiene muchísimas fallas.

Tercero: porque no hay suficiente seguridad en las escuelas para evitar el ingreso de un atacante armado.

¿Qué se puede hacer para detener estos tiroteos? El sentido común nos dice que habría que mejorar la seguridad en las instalaciones escolares.  Esto incluye más guardias de seguridad, detectores de metales, blindaje de estructuras, ropa o mochilas; capacitación a los estudiantes para que sepan cómo reaccionar ante un ataque.  Incluso la propuesta más controversial es la del presidente Donald Trump que quiere armar a ciertos profesores o maestros con el entrenamiento adecuado.

También habría que aprobar varias leyes.  Por ejemplo: aumentar la edad permitida para adquirir un arma de 18 a 21 años.  Esta es una medida a la que se oponen quienes defienden el derecho a portar armas.  Dicen que se le esta negando a los más jóvenes el derecho a la defensa.

Una ley que prohiba la venta de rifles de asalto.  Los rifles de asalto son armas generalmente usadas por las fuerzas armadas que tienen la capacidad de convertirse en ametralladoras o armas automáticas.

La Asociación Nacional del Rifle calcula que en este país hay en circulación unos 15 millones de rifles AR-15.  Este rifle ha sido el arma preferida por los atacantes en las recientes masacres.  El AR-15 es un arma semi-automática; pero si se le adapta un dispositivo especial su capacidad aumenta.  Esos dispositivos se conocen como “bump stocks”.

También habría entonces que prohibir la venta de los “bump stocks”; estos son  los dispositivos que convierten un arma semi-automática en una ametralladora.  La diferencia es notable: un rifle AR-15 puede disparar hasta 45 proyectiles por minuto.  Si se le adapta un “bump stock” su velocidad aumenta hasta 540 proyectiles por minuto; convirtiéndola en un arma mucho más letal.

La ley de la bandera roja.  Solo 5 estados la han aprobado: California, Connecticut, Indiana, Oregon y Washington. Esta ley permite a familiares, custodios o policías solicitar a un juez que le suspenda el derecho de posesión de armas a quienes muestren signos de violencia.

También se debe aumentar el tiempo de espera para que las autoridades puedan hacer una minuciosa revisión de antecedentes antes de autorizar la venta de un arma.

Esto nos lleva a una de las soluciones que tiene mayor consenso: reestructurar el proceso de revisión de antecedentes.  Cuando en Estados Unidos se compra un arma en una armería se tiene que llenar un formulario con preguntas sobre el pasado criminal, adicciones a drogas, despidos de las fuerzas armadas, y algunas más. 

El FBI tiene que verificar esta información con los antecedentes penales, documentos en cortes; en registros policiales, en archivos militares y reportes de salud mental.  El problema es que el FBI tiene en algunos casos solo 3 días hábiles para hacer esa revisión.  Hay destacadas y preocupantes excepciones.  En el estado de Florida se puede adquirir un rifle de asalto en el mismo día.

El trabajo del FBI no es fácil.  No solo no cuenta con suficiente tiempo; tampoco cuenta con un archivo actualizado. Ese archivo se llama “National Instant Criminal Background Check System”.  Se alimenta de los antecedentes criminales y de salud mental que las autoridades locales y federales envían al FBI;  pero estas agencias no siempre lo hacen.  Es así como en muchos casos el FBI tiene que pedir y buscar esos antecedentes para actualizar su base de datos.  Esa labor puede durar semanas.  En general, transcurridos 3 días si el FBI no se pronuncia, las armerías pueden libremente vender un arma.

Muchos pistoleros han podido comprar armas aún cuando hay antecedentes de arrestos y otros delitos menores que el FBI no pudo detectar porque simplemente diferentes agencias gubernamentales no compartieron información para ser consignada en el NICBCS.

Pero hay otra falla. Si alguien no puede comprar un arma en una tienda;  la puede comprar a un extraño en internet o a un coleccionista; o la puede adquirir en una feria de armas.  22 por ciento de las ventas de armas en este país se hacen en transacciones privadas.   En muchos estados no se requiere una revisión de antecedentes para estas transacciones que no son comerciales necesariamente.

Aquí hay que hablar de otra iniciativa. Se conoce como “Universal Background Check” o la revisión universal de antecedentes.  Esto significa que el FBI revise los antecedentes criminales y de enfermedades mentales incluso en la compra-venta de armas privadas.

Uno de los argumentos en contra de esta medida es que éste proceso tiene un costo y eso incrementaría el precio de las armas en este tipo de transacciones; lo que haría que las personas de menos recursos no puedan defenderse.

Para que esta vez el movimiento “Nunca más” de estos jóvenes apasionados y elocuentes tenga éxito, se  requerirá de una gran determinación para  imponerse frente a la poderosa NRA.  Esta agrupación gasta millones de dólares para financiar a congresistas en todo el país y evitar que legislen a favor del control de armas.  En el congreso de los Estados Unidos hay en la actualidad 319 de un total de 535 legisladores que recibieron dinero o apoyo publicitario de la Asociación Nacional del Rifle.

Los estudiantes necesitarán organizarse en cada distrito para identificar a un candidato que apoye su agenda.  Van a tener que movilizarse para atraer fondos millonarios que permitan financiar esas campañas.  Tendrán que convencer a buena parte de la ciudadania para que vote a favor de quienes defienden sus propuestas de restricción a la compra y el porte de armas.   Solo así podrán aspirar a sacar de los congresos locales y del capitolio nacional a aquellos que siguen empeñados en solucionar el problema armando a más ciudadanos.  

¿Hasta cuándo será más importante la defensa del porte de armas, que la defensa de la vida misma? Espero que los estudiantes de Parkland estén dispuestos a dar esta  batalla de largo aliento.

 

Video de Univision Noticias

1 Comment

Leave a Reply

Error: Access Token is not valid or has expired. Feed will not update.
This error message is only visible to WordPress admins

There's an issue with the Instagram Access Token that you are using. Please obtain a new Access Token on the plugin's Settings page.
If you continue to have an issue with your Access Token then please see this FAQ for more information.